Cargando Eventos

« Todos los Eventos

Krishna Janmashtami

agosto 27

El Señor Krishna es uno de los diez avatares principales del Señor VishnuKrishna Janmashtami significa “Nacimiento del Señor Krishna en el octavo día”, y desde Su nacimiento, esta dulce encarnación Divina empezó a manifestar Sus maravillosos pasatiempos, los cuales roban de ternura y asombro a todo aquél que los escuche. Aprovechemos esta jubilosa celebración para rememorar y disfrutar de Sus Lilas. A continuación, Swami nos narra la historia de la noche se Su nacimiento. ¡Jai Shri Krishnaya Namah! (¡Todas las Glorias al Señor Krishna!). 

(…) El corazón del hombre es el lugar de nacimiento de Krishna. El preocuparse por qué Krishna y Rama nacieron en tales fases (tithis) de la luna (la 8va y 9na de la luna decreciente y creciente) es necio. Es sólo cuando el corazón se vuelve fresco, puro y apacible como los Himalayas que es el verdadero día de nacimiento de Krishna. Dios hace de un corazón puro, sagrado y apacible su lugar de morada. Desde el punto de visa mundano, Krishna nació en Ashtami a medianoche. La gente considera que Ashtami no es auspicioso. ¿Cómo puede el día de nacimiento de una Encarnación Divina ser inauspicioso? De hecho, todos los días son auspiciosos y son con el fin de conferir bienestar y prosperidad. Dios encarna para otorgarles auspiciosidad a todos. Por esto, el día de su nacimiento debe ser tratado como altamente sagrado. Krishna nació en una prisión. Todos los guardias en la prisión, supuestamente debían estar en alerta máxima según las instrucciones de Kamsa, cayeron dominados por el sueño. Sólo Devaki y Vasudeva estaban despiertos en el momento del advenimiento de Krishna. Sintiendo peligro para el recién nacido de manos del malvado Kamsa, Vasudeva decidió llevar al niño a un lugar seguro. Él envolvió al niño en una manta, lo colocó en una cesta, la levantó sobre su cabeza y salió de la prisión. Las puertas de la prisión se abrieron solas. En vista de que estaba cayendo una fuerte lluvia, Vasudeva oró porque el niño estuviera protegido. Por la Divina Voluntad de Krishna, una enorme serpiente apareció allí y empezó a seguir a Vasudeva con su capucha levantaba encima del divino niño, protegiéndolo así de la lluvia. Cuando Vasudeva llegó a la casa de Yashoda en la orilla opuesta del río Yamuna, era muy tarde en la noche. Ella acabada de dar a luz a una niña. Todo el mundo, incluyendo su esposo estaba profundamente dormido. Vasudeva colocó quietamente al divino niño Krishna al lado de Yashoda y agarró a la niña que había nacido y rápidamente regresó a la prisión.

(..) Nadie puede comprender los juegos de Dios. Hasta Vasudeva no estaba plenamente consciente de lo que estaba haciendo. Llevó al niño Krishna a la casa de Yashoda y se trajo a la niña. Él hizo todo esto como si estuviera en un trance. Radha, una niña pequeña entonces, fue testigo de todo el episodio. Quedó impreso en su corazón. La gente piensa que Radha era más joven que Krishna y hablan en términos derogatorios acerca de la relación que ella tenía con Él. De hecho, ella era mucho mayor que Krishna, 26 meses, para ser preciso. Su sentimiento hacia Krishna era muy sagrado y se volvió cada día más fuerte.Vasudeva volvió a ser normal después de regresar a la prisión. En cuanto entró a la prisión, las puertas se cerraron detrás de él y quedaron automáticamente trancadas. Tan pronto como él colocó a la niña al lado de Devaki sonó la campana. El guardia de la prisión en seguida se levantó y fue a informar a Kamsa del nacimiento de la niña. Kamsa llegó prontamente a la prisión con toda su parafernalia. Como era su costumbre, él levantó a la bebé con su mano derecha y la tiró al cielo. Él tenía una espada en su mano derecha y estaba listo para decapitar a la niña al irse ésta cayendo. Pero la niña desapareció al subir y en su lugar, apareció una diosa y le advirtió a Kamsa que su Némesis, Krishna, había nacido y que Él lo mataría. Krishna crecía bajo el amoroso cuidado de Yashoda y la historia la conocen todos aquí. Krishna demostró sus poderes divinos de innumerables maneras. Kamsa estaba desesperado buscando cómo capturar a Krishna. Emitió la orden de matar a todos los recién nacidos de Repalle. Inicialmente, él quería que sólo se mataran a los varones. Luego, cambió de idea y quiso hasta que se mataran a las bebitas también. Él recurrió a tan odiosos actos sólo por temor. Con el paso de los días se iba enterando por doquier de las divinas travesuras del niño Krishna. Los actos de Dios son maravillosos y misteriosos. Entretanto, los mensajeros de Kamsa estaban en una intensiva búsqueda de Krishna. Finalmente, descubrieron a Krishna en Repalle e informaron a Kamsa. Se dice que «el discernimiento no funciona cuando uno está destinado a ser destruido» (Vinashakale Viparîta Buddhi). Kamsa empezó a enviar a muchos poderosos demonios a Repalle para matar a Krishna. Pero Krishna, con su tremendo poder, los destruyó a todos. El fin de Kamsa se acercaba rápidamente. Él diseñó una treta para atraer a Krishna y Balarama a Mathura con el fin de matarlos. Kamsa envió a sus mensajeros a Repalle para traerlos a Mathura para que asistieran a algún yajña que él estaba llevando a cabo. Envió a Akrura, quien adoraba a Krishna y a Balarama, para que los persuadiera de ir a Mathura con él. Al entrar los hermanos a la ciudad, los ciudadanos de Mathura quedaron embelesados con las encantadoras formas de Krishna y Balarama. Estaban sufriendo de profunda frustración y angustia por las atrocidades cometidas por Kamsa y le oraron a Krishna que los rescatara. Al ir prosiguiendo Krishna y Balarama hacia el palacio de Kamsa, se encontraron con una mujer que solía suministrar guirnaldas a Kamsa cada día. Krishna tomó dos guirnaldas de ella, y se las pusieron el uno al otro. Luego encontraron al lavandero real, tomaron los vestidos de seda de Kamsa y se vistieron con galas reales. Luego se encontraron con una jorobada llamada Kubja que estaba llevando perfumes y aromas a Kamsa. Ella tenía una fea apariencia con un cuerpo todo torcido. Ella sabía que Krishna era Dios. Viendo a los dos hermanos, ella sintió una gran alegría y asperjó a los hermanos con los perfumes. Ella dijo: «Krishna, hoy mi vida ha llegado a su plenitud. Debo haber realizado grandes penalidades en el pasado para merecer esta oportunidad de servirte». Entonces ella le rogó a Krishna que le enderezara su cuerpo. Krishna plantó su pie en los pies de ella, la agarró por la quijada y la levantó. ¡Y he aquí! Su joroba desapareció. Ella asumió la forma de una hermosa mujer. Así es como Krishna demostraba sus poderes divinos realizando muchas hazañas estupendas y en el proceso aliviaba a muchos de sus maldiciones.Al enterarse de que Krishna y Balarama estaban vistiendo sus ropas reales, Kamsa se enfureció. Kubja se acercó a Kamsa y dijo: «¡Oh! Amo, nadie puede comprender el divino juego de Krishna y sus misteriosos poderes. No hagas ningún intento de comprender sus poderes. Es mejor que ignores el asunto». Kamsa se preguntó: «¿Cómo puede ella hablarme de manera tan impertinente? ¡Seguro que Krishna la está instigando!». En ese momento la atención de Kamsa fue desviada por alguien y Kubja, aprovechando la oportunidad, se escabulló de allí.Krishna y Balarama entraron a la corte de Kamsa como dos cachorros de leones. Vencieron a los luchadores de la corte. Después, Krishna, en un instante, saltó a la plataforma donde estaba sentado Kamsa, lo sujetó y le asestó severos golpes. Balarama, con igual fuerza, se unió. Juntos, volvieron pulpa a Kamsa. Viendo esta horrible matanza de Kamsa, la asamblea estaba sobrecogida de temor. Estaban asombrados de que un muchacho tan joven como Krishna pudiera vencer al poderoso Kamsa. Había un pelotón de soldados especialmente delegados por Kamsa para matar a Balarama y Krishna. Tampoco pudieron ellos resistir al ataque de Kissing ls una. Finalmente, cayeron a sus pies y le pidieron misericordia (…).

BSSSB – 19/08/2003 

Detalles

Fecha:
agosto 27