Cargando Eventos

« Todos los Eventos

CELEBRACIÓN DE PASCUA DE RESURRECCIÓN

marzo 31

La Pascua es la celebración más importante en el Cristianismo, ya que se recuerdan todas las divinas enseñanzas y el amoroso sacrificio que realizó Jesús para salvar a la humanidad y liberarla de todos sus pecados.  Se celebra la resurrección de Jesucristo y está precedida por la Semana Santa. En el siguiente discurso, Swami nos enseña más al respecto.

 

Bhagavan Sri Sathya Sai Baba, Divino Discurso “Con fe en Dios se puede lograr cualquier cosa en la vida” – 26 de diciembre de 2007

(…) Jesús se movía con sus discípulos predicando su doctrina de amor y principios morales. A Jesús se le preguntó: “¿Quién eres tú?” Él respondió: “Yo soy Jesús”. Molestos con la actitud y las enseñanzas de Jesús, dictaron una sentencia de muerte en su contra. Él sería crucificado. Sin embargo, el gobernador, una persona de buen corazón, no quería que Jesús recibiera la sentencia de muerte. Se lamentó diciendo que Jesús era un hombre grande y noble, y lo estaban crucificando sin que hubiera cometido falta alguna. Él le dijo a Jesús: “Tú eres un hombre grande. Esta gente de duro corazón está tratando de matarte sin razón”. Jesús respondió: “Estoy feliz de que por lo menos tú te hayas dado cuenta de que soy una buena persona”.

Finalmente, en el momento de su crucifixión, su madre María se acercó y empezó a derramar lágrimas. Jesús la consoló diciendo: “¿Por qué lloras, madre? El cuerpo es como una burbuja de agua. Déjales hacer lo que deseen con este cuerpo. Tú piensas que están tratando de matarme. Yo no tengo muerte. Nadie puede matarme”. María respondió: “¿Acaso no eres el hijo de este cuerpo?”. Jesús respondió: “¡Desde luego! Estoy relacionado contigo al nivel físico, como tu hijo. Sin embargo, ‘Yo soy Yo’ solamente. Ustedes son todos como hijos para mí. Todos son Encarnaciones de la Divinidad”. Así es como Jesús alcanzó el más alto nivel de espiritualidad, habiendo pasado por todas las pruebas. Jesús no era meramente una forma humana. Él era, en verdad, la Encarnación del Divino Ser. No obstante, algunas personas no pudieron darse cuenta de Su Divinidad, como sucede en el presente. Aun ahora algunas personas tienen fe en la Divinidad mientras que otras no. Algunos exaltan a la Divinidad, mientras que otros la critican. Todo depende de su fe. Si consideran que una piedra es Dios, automáticamente se vuelve Dios.

Jesús sufrió muchas pruebas y tribulaciones durante su vida. Él se volvió el Salvador y Mesías de los pobres y abandonados. Él les ayudó de muchas maneras. Una vez, cuando él estaba cruzando el desierto, una mujer pobre se le acercó, mendigando comida. Él le dio pan diciendo: “Toma esto”. Cuando alguien preguntó de dónde venía el pan, Él respondió que era la Voluntad Divina (…).

Detalles

Fecha:
marzo 31